Juramento #LetrasDesnudas

Júrame,
por lo más sagrado,
que recordarás mi voz
aunque hayas olvidado mi nombre.

Mírame
en la única imagen
donde me dibujé
en tu pupila lujuriosa.

Tú ya eres
parte de mí
aunque jamás
te vuelva a hablar.

Llévame
en los confines
de tu corazón fugaz.
Si lo tienes.

Una parte de ti
quedó marcada.
Aunque lo niegues,
ya no eres el mismo.

Búscame
en las horas
de insomnio.
Invócame.

Que lo temporal
se haga eterno
en un silencio
de complicidad.

Júrame que así será.

Los textos de este blog pertenecen a la autora Alicia Strathern.

En otro universo #LetrasDesnudas

En un universo paralelo,
a lo mejor somos.
Aquí o allá.
Donde la tierra nos toca al mismo tiempo.

Y entonces vemos el amanecer
en tu alcoba o en la mía,
en contemplación compartida.
Sin prisa.

Y entonces tú me das
la aventura que te sobra
y yo te doy
la ternura que te hace falta.

¿En dónde existimos juntos?
Ahí debiéramos florecer eternos.

 

Los textos de este blog pertenecen a la autora Alicia Strathern.

Bendición-Maldición #LetrasDesnudas

Llegaste
y te volviste esencial
a mi respiración,
al ritmo de mis deseos.

Bendito seas.

Huiste
miles de veces
entre las sombras torcidas
donde nos conocimos.

Maldito seas.

Llenaste
de sonrisas y jadeos
mis rincones secretos
de la piel inquieta.

Bendito seas.

Huiste de nuevo.
Esta vez para siempre.
Me quedo sin aliento
justificándote en insomnios.

Maldito seas.

Bendición haber compartido un tú y yo.

 

Los textos de este blog pertenecen a la autora Alicia Strathern.

A Destiempo II #LetrasDesnudas

II

Nos encontramos
en latitudes equivocadas.
En vidas separadas
y con deseos correspondidos.

En una versión tuya
llena de vigor;
en una versión mía
libre de temor.

Lástima por la época.
Lástima por el tabú.
Justo cuando podríamos
inventar y reinventar el amor.

Maldito destiempo.

 

Los textos de este blog pertenecen a la autora Alicia Strathern.

Por qué escribir en inglés #AlgoPersonal

¿Por qué escribir tu primer libro en inglés?

Fue parte de la espontaneidad del proceso creativo. Todos los escritores tenemos historias en nuestras cabezas, y muchas veces, ciertas decisiones surgen de la curiosidad por experimentar.

En mi caso, empecé a escribir “Kaleidoscope Eyes” en el verano del 2016. Estaba de vacaciones con mi familia en México y en septiembre de ese año regresaría a Canadá a seguir estudiando. Como estaba muy decidida a publicar este libro, y como en ese momento el idioma inglés se había convertido en lo más cotidiano para mí, mis escritos resultaron en este idioma.

Al mismo tiempo, me pareció buena idea probarme a mí misma que tenía la capacidad de desarrollar una idea de principio a fin en un idioma distinto al mío y seguirlo aprendiendo.

A partir de esta experiencia, veo grandes posibilidades de expresión en dos idiomas que han sido parte de mí.

Las posibilidades del lenguaje son infinitas y hay que sacarle el máximo partido.