Lecciones en El Principito #AlgoPersonal

Finalizó el club de lectura y yo encontré nuevas lecciones en El Principito.

A mis 34 años de edad, he descubierto un tema que antes había pasado desapercibido: la autenticidad.

Cuando El Principito llega al planeta Tierra, se encuentra un jardín lleno de rosas que se parecían a la suya y se decepciona, ya que pensó que la que tenía era única en el mundo. Sin embargo, en el diálogo con el zorro, aprende el concepto “domesticar” y cambia su perspectiva cuando le pone un ejemplo muy claro.

Me permito copiar un pequeño fragmento.

Tú no eres para mí mas que un chiquillo parecido a cien mil chiquillos y no te necesito. Y tú tampoco me necesitas. Yo no soy para ti más que uno más entre cien mil zorros. Ahora bien, si tú me domesticaras, nos necesitaríamos el uno al otro. Tú serías para mí el único en el mundo, como yo lo sería para ti.

Crear lazos es parte de la experiencia humana. Todos los creamos con nuestra familia, con personas que alguna vez eran desconocidas pero que luego se convirtieron en amigos entrañables. También los creamos con quienes elegimos como compañeros de vida.

En un mundo de millones de habitantes, con tantos siglos y tanto espacio de por medio, llegan personas que dejan huella. Cada una de ellas es única. Las experiencias son irrepetibles y vamos escogiendo con qué nos quedamos.

Por diversas razones, pueden salir de nuestro espacio y puede que ya no volvamos a coincidir. Sin embargo, ese pedacito de tiempo compartido se puede guardar en un lugar especial de la memoria. Queda el sentimiento de haber creado lazos de significado profundo.

Comentábamos en el club de lectura que El Principito es un libro triste. Me queda como lección corroborar este punto. Es triste despedirse. Es triste dejar ir. Es triste aceptar que las personas son temporales y que su estancia es efímera. No importa cuan fuertes seamos, asimilar todo esto nos deja vulnerables.

No sé por qué no había detectado este tema antes. Me pareció muy claro y estoy agradecida por lo que este libro ha hecho por mí en este momento.

Sin duda, el presente es todo lo que tenemos en nuestras manos. Hay que gozar. Uno también es efímero.

El Principito: Club de Lectura #AlgoPersonal

El Principito es uno de los libros más preciados en mi biblioteca personal. Ahora que me acabo de unir a un club de lectura para analizarlo, me emociona la idea de compartir mis interpretaciones y anécdotas.

Hoy quiero compartir una de ellas.

Hace algunos ayeres, mi mamá me llevó a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Era una época donde esta feria comenzaba a posicionarse como un punto de encuentro importante para acercarse a la lectura.

Yo estaba muy jovencita y no tenía ni idea de qué quería leer o qué podría interesarme. Nos acercamos a un estante y me compró El Principito. Hasta este día, conservo esa copia y es una de mis más grandes joyas.

Me dijo que este libro me iba a gustar mucho y no se equivocó.

Pese a que no había estado en contacto con muchos libros en aquel entonces, supe que El Principito era especial. Las emociones que transmitía eran únicas. Me parece que esa sería la primera vez que las palabras y las ilustraciones me formaron un nudo en la garganta sin entender del todo por qué.

Ahora que me incorporé al club de lectura, veo que remueve muchas cosas en mí que ni sabía que llevaba dentro. Así de poderosa es la literatura.

Anoche empecé a releerlo después de varios años de no haberlo abierto. Tuve uno de los sueños más tranquilos que he tenido en meses. No sé qué signifique eso, pero me gusta el efecto que me está provocando.

Estoy por terminarlo. Una vez que llegue al final, reportaré en este espacio las nuevas lecciones aprendidas. Ese es también el punto: puedes leer el mismo libro una y mil veces y siempre encontrarás detalles diferentes y asombrosos.

Volver #LetrasDesnudas

Vuelvo a casa,
a mi cuerpo
libre de tu aliento
y de tu voz ausente.

Palabras más,
palabras menos,
eres el agujero negro
que abracé.

Ahora vuelvo a mí.

Quizá te quedes
como tatuaje
en mi pecho vibrante
más de una noche.

Es que eres inevitable.
Te gritaré por dentro
al más mínimo
recuerdo de tus manos.

De todos modos volveré a mí.

 

Los textos de este blog pertenecen a la autora Alicia Strathern.

Impaciencia y tú #LetrasDesnudas

¿Sabes quién eres?
¿Quieres descubrirlo conmigo?
Yo quiero.
Anhelo, fantaseo.

Tu transformación natural.
Palpar tu curiosidad inmensa,
la que alguna vez
me atrapó.

Existe,
en tiempo presente,
ese tú
lleno de pasión.

¿Por qué te temes?

Vuelve a ti
mientras espero
a que arda
tu infinita llama.

Sólo recuerda,
la paciencia sí es finita.

 

Los textos de este blog pertenecen a la autora Alicia Strathern.

Juramento #LetrasDesnudas

Júrame,
por lo más sagrado,
que recordarás mi voz
aunque hayas olvidado mi nombre.

Mírame
en la única imagen
donde me dibujé
en tu pupila lujuriosa.

Tú ya eres
parte de mí
aunque jamás
te vuelva a hablar.

Llévame
en los confines
de tu corazón fugaz.
Si lo tienes.

Una parte de ti
quedó marcada.
Aunque lo niegues,
ya no eres el mismo.

Búscame
en las horas
de insomnio.
Invócame.

Que lo temporal
se haga eterno
en un silencio
de complicidad.

Júrame que así será.

Los textos de este blog pertenecen a la autora Alicia Strathern.

En otro universo #LetrasDesnudas

En un universo paralelo,
a lo mejor somos.
Aquí o allá.
Donde la tierra nos toca al mismo tiempo.

Y entonces vemos el amanecer
en tu alcoba o en la mía,
en contemplación compartida.
Sin prisa.

Y entonces tú me das
la aventura que te sobra
y yo te doy
la ternura que te hace falta.

¿En dónde existimos juntos?
Ahí debiéramos florecer eternos.

 

Los textos de este blog pertenecen a la autora Alicia Strathern.

Bendición-Maldición #LetrasDesnudas

Llegaste
y te volviste esencial
a mi respiración,
al ritmo de mis deseos.

Bendito seas.

Huiste
miles de veces
entre las sombras torcidas
donde nos conocimos.

Maldito seas.

Llenaste
de sonrisas y jadeos
mis rincones secretos
de la piel inquieta.

Bendito seas.

Huiste de nuevo.
Esta vez para siempre.
Me quedo sin aliento
justificándote en insomnios.

Maldito seas.

Bendición haber compartido un tú y yo.

 

Los textos de este blog pertenecen a la autora Alicia Strathern.

A Destiempo II #LetrasDesnudas

II

Nos encontramos
en latitudes equivocadas.
En vidas separadas
y con deseos correspondidos.

En una versión tuya
llena de vigor;
en una versión mía
libre de temor.

Lástima por la época.
Lástima por el tabú.
Justo cuando podríamos
inventar y reinventar el amor.

Maldito destiempo.

 

Los textos de este blog pertenecen a la autora Alicia Strathern.

Por qué escribir en inglés #AlgoPersonal

¿Por qué escribir tu primer libro en inglés?

Fue parte de la espontaneidad del proceso creativo. Todos los escritores tenemos historias en nuestras cabezas, y muchas veces, ciertas decisiones surgen de la curiosidad por experimentar.

En mi caso, empecé a escribir “Kaleidoscope Eyes” en el verano del 2016. Estaba de vacaciones con mi familia en México y en septiembre de ese año regresaría a Canadá a seguir estudiando. Como estaba muy decidida a publicar este libro, y como en ese momento el idioma inglés se había convertido en lo más cotidiano para mí, mis escritos resultaron en este idioma.

Al mismo tiempo, me pareció buena idea probarme a mí misma que tenía la capacidad de desarrollar una idea de principio a fin en un idioma distinto al mío y seguirlo aprendiendo.

A partir de esta experiencia, veo grandes posibilidades de expresión en dos idiomas que han sido parte de mí.

Las posibilidades del lenguaje son infinitas y hay que sacarle el máximo partido.